Es todo mentira

Cuánto te quiero, cabrón.
Cuánto
para lo poco que me das,
para lo poco que te quedas.
Cuánto.

Eres un hijo de puta pero tienes
los ojos más bonitos del mundo.

Si no fuera por ese verde,
y por los besos de pajarito
que me das mientras duermes,
te iba a aguantar tu puta madre.
Que te veo.
Que te veo hablando con otras
mientras me abrazas.
Que tú haces conmigo lo que quieres
pero porque yo me dejo.
Que te veo.
Que te vi desde la primera vez
que me dijiste que no me fuera.
Desde la primera vez
que me pediste perdón.

Que no soy idiota. Y un día,
me voy a ir con un inglés,
que me lleve de viaje
y me llame princesa.

Y a ver qué haces, miserable.
A ver quién te abraza.
A ver quién se deja.
A ver quién te besa los párpados
cuando por fin te duermes
después de llevar dos días
puesto de coca.

Ni tu puta madre, te iba a aguantar.
Hijo de puta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s